sábado, 25 de julio de 2009

Cositas flamencas: El Planeta y el Fillo




Las imágenes que hoy día se muestran como del Fillo y El Planeta, los dos legendarios cantaores, son recreaciones extemporáneas, es decir, realizadas algunos años después (Recorte de un artículo de Blas vega).

Al parecer El Planeta era obeso...

domingo, 19 de julio de 2009

sábado, 18 de julio de 2009

Cositas flamencas: Caracol


- Manolo, tu confesión empieza. ¿Cuéntame por qué te llamaron, te llaman y te llamas "Caracol"?
-Porque mi padre, cuando chico, estando un día en Cádiz en casa de su tía la "Señá Gabriela", madre de los "Gallos", tiró un pelotazo en una olla de caracoles que se estaban guisando. Y como la tía dijo: "¡Sabía que esto iba a pasar, "Caracol"!, de ahí este apellido, que se convirtió en nombre artístico.

domingo, 5 de julio de 2009

La Soleá de los Alfareros (según A. Mairena)

Interesante artículo que refleja la opinión de Antonio Mairena sobre la soleá de los alfareros. A mis buenos amigos "Mairenistas" les recomiendo que lean el último párrafo, para que no se cierren en banda cuando se cantan soleares del zurraque.


Antonio Solís dijo:
Sobre el artículo de A.Mairena, no es la primera vez que se cuestiona la flamenquería del cante del Zurraque, hasta el mismo Pepe Marchena en una taberna de Triana llegó a decir: ¿qué cante es éste que se han inventado ahora de Triana? ejecutando, acto seguido, prácticamente todos los estilos Trianeros que se conocían. ¿Qué ocurre? Pues al estar exento de jondura y compás, se hace asequible para un sector de cantaores que si le quitas las facultades, se acaba el cantaor. Hasta el punto que se decía que éste cante había que hacerlo "de un tirón", o sea, sin respirar, o no estaría bien hecho. De esta forma, en vez de crear escuela en el cante, crearon escuela de buzos, y lo peor es que lo aplicaron a otros cantes. En fin...enhorabuena Jose Manuel por tu labor impagable para con el flamenco y con todos nosotros los aficionados. Gracias.

Mibri dijo:
En mi opinión este cante ha recibido unas críticas desmedidas, ya que cuando salió a la luz esta manera de cantar la soleá, Antonio Mairena ya había dicho todo lo que había que decir del flamenco. Tal vez se le escapó o era un tipo de soleá que no se hacía en su época trianera, Mairena nace en 1909 y Antonio el Arenero en 1925, dándose a conocer en 1976. Por lo tanto pertenecen a generaciones distintas, hasta tal punto que cuando Mairena fue a presentar su disco "Triana Raíz del Cante" en Radio Sevilla,
(palabras de Antonio el Arenero)"vino a Triana y me dijo –vienes a escucharlo- y fui con él, me senté allí y escuché el disco y cuando se terminó me dijo: -bueno Antonio que te ha parecido- y yo como era mí amigo y tenía mucha confianza con él, le dije, mira Antonio está muy bonito, el disco está muy conseguido, pero esos cantes no los he escuchado yo en Triana. Entonces claro él me dijo: -Esos cantes son antes a tu dinastía, esos son cantes del Marrurro, de este, del otro- él era mayor que yo y estaba más metido en el Flamenco que yo, así que podía ser real eso, podía ser verdad. Cuando yo canté los cantes que yo hago nadie se acordaba en Triana de esos cantes."
Que duda cabe que es un cante precioso, tal y como lo hace el Arenero, de un tirón. Ni le sobra, ni le falta nada. Hay quien ha dicho que carece de jondura sin embargo las letras atribuidas a los cantes del zurraque estaban presentes en Triana antes de que el Arenero las cantara de esa manera, en cantaores como Oliver de Triana, por ejemplo.
El cante del Zurraque parece sencillo porque no precisa de la jondura que se le imprime a otro tipo de cante por solea, pero la verdad es que es tremendamente difícil de cogerle el punto, al igual que los fandangos Huelva, hay que nacer en Triana o mamar Triana como el caso de Márquez el Zapatero y además no dejarlo de interpretarlo nunca, porque si no, pierde rápidamente el hilo, como el caso de Naranjito de Triana, que al principio de su carrera las sabía interpretar al uso. Lo mismo le pasó a Manolo Oliver:
(palabras de Antonio el Arenero) "Oliver resulta que como se quedó solo en el cante se iba a cantar con los gitanos y se desvirtuó un poquito y no cantaba ya el cante de Zurraque que él hacía cuando yo lo escuchaba. Manuel Oliver, cuando yo era un chaval, entonces hacía los cantes puros de aquí, pero después con los cantes pasa eso, lo que usted escuche se le mete en la cabeza y no lo puede usted echar afuera después".