domingo, 20 de marzo de 2016

Jesús Méndez en la peña La Soleá de Alcalá

Para quien no conozca en el flamenco a Jesús Méndez, cosa difícil a estas alturas de su carrera, hay que decir que es un joven jerezano, emparentado con la extraordinaria Paquera de Jerez (Francisca Méndez Garrido), de donde toma su nombre artístico, pues el suyo es Jesús Ruiz Cabello.
Sí, soy sobrino de La Paquera porque mi padre era su primo hermano. Me gusta acordarme de ella, pero ha sido una artista irrepetible e incomparable… La responsabilidad siempre está ahí, porque pertenecer a una casa cantaora como la de los Méndez exige bastante.”
Jesús Méndez y Manuel Parrilla

Multitud premios y reconocimientos adornan su carrera artística y cuenta en su haber con 2 trabajos discográficos; “Jerez sin Fronteras” (2008) y “Añoranza” (2012).
Actualmente es uno de los artistas más solicitados en el panorama flamenco. Lo podremos ver en la Bienal de Sevilla el próximo 14 de septiembre en el Teatro Central, (suponiendo que todavía queden entradas…).
Anoche sábado día 19 de marzo actuó en la Peña Flamenca La Soleá de Alcalá, en Alcalá de Guadaira (Sevilla), donde derrochó arte, simpatía y paciencia con los innumerables aficionados y aficionadas que se quisieron fotografiar con él.

Con un repertorio de tientos-tangos, soleares, tarantas, seguiriyas, bulerías y fandangos se metió al numeroso público en el bolsillo. La guitarra del también jerezano Manuel Parrilla (Manuel Fernández Gálvez), sobrino de "Parrilla de Jerez" se acopló a los cantes con mucho arte y oficio.










sábado, 19 de marzo de 2016

Exaltación de la saeta 2016 en la peña La Soleá de Alcalá (fotos)




Paco Morillo

Francisco Guillén López


José Mª Sánchez
Antonio Hermosín Solís

Jesús Ponce

Carmen Monclova

José Mª Romero

Francisco J. Carrasco


jueves, 17 de marzo de 2016

Carlos Franco, el humorista alcalareño que compartió escenario con Vallejo, Canalejas y El Carbonerillo


Carlos Franco y su esposa. Foto del libro Alcalá de la soleá

Hace algún tiempo descubrí entre mis archivos digitales 2 grabaciones realizadas en disco de pizarra del humorista alcalareño Carlos Franco. Aunque ya había visto algunos carteles flamencos donde se intercalaban sus actuaciones, mi sorpresa fue grande porque el dejar una grabación impresa en disco de pizarra no estaba al alcance de cualquiera, así que me pareció buena idea recopilar y ordenar la escasa información que se conoce de este personaje de Alcalá de Guadaira.

Manuel Ríos Vargas en su libro El flamenco y los flamencos de Alcalá, es el primero en dejar constancia escrita de la existencia de este singular personaje:
Entre todas estas pequeñas biografías, no quiero dejar pasar por alto a un gran polifacético alcalareño, cual era Carlos Franco, y al decir polifacético, no crean que exagero, pues este señor era humorista, ventrílocuo, cantaba, tocaba la guitarra, así como también la armónica.
Yo le recuerdo ya viejo y ciego, acompañado siempre de su mujer, con la guitarra en bandolera, como amenizaba los bares de Alcalá, cantando y tocando la guitarra, y como al terminar su actuación pasaba el platillo para recoger unas míseras pesetas con las que mitigar su estado de clara pobreza.
[…]
Todavía algunos aficionados viejos locales, recuerdan algunas de sus coplas, como ésta que hacía pasar por Tangos:
Nos metimos en una casa a pribá
y tomamos una borrachera
osú qué barbariá (1)

O esta otra que cantaba como una especie de comparsa:
Aquí está Carlos Franco
el que toca el pito
que fue a Madrid a un concurso
de hombres bonitos
Pero al verle el jurado
su fea cara
le pegó siete palos
con una vara

 (1)  Podemos escuchar esta chufla (tanguillos) al completo en la grabación extraída de un disco de pizarra:


1931, Carlos Franco en Barcelona

1931, Carlos Franco en Jerez

Manuel Martín Martín en su libro Alcalá de la soleá, un museo abierto, da cuenta de 3 apariciones en la cartelería flamenca antigua. Lo sitúa en el verano de 1922 actuando en el cine Miramar, de Chapina (barrio de Sevilla) junto a la cantaora Niña de Patrocinio, el bailaor El Tumba y la guitarra de Niño Ricardo, y el 24 de octubre de 1934 de humorista y como “El amo del salero” en el “Colosal Espectáculo de Cantes Andaluces”, celebrado en el Teatro Enrique de la Cuadra, de Utrera, y en cuyo elenco figuraron los cantaores El Carbonerillo, Niño de Utrera, Niña de Chiclana, Niño de la Flor y Lunita de Fuengirola, además del concertista Franco y las guitarras de El Rubio de Paradas y el utrerano Curro Ramos.
Cartel de 1934, Utrera


En 1942 M.M.M. da cuenta de otra actuación en Sevilla, junto a Manuel Vallejo y El Peluso.
Gracias a mi síndrome de Diógenes con el flamenco de Alcalá, es decir, gracias a que colecciono cualquier referencia flamenca del pasado que haga alusión a cualquier artista flamenco alcalareño, me he encontrado por casualidad con un cartel de 1943 donde Carlos Franco actúa en el Salón Español de Dos hermanas (Sevilla) donde el artista principal era Canalejas. A Carlos Franco se le anuncia como “La personificación de la gracia” y “Caricato musical de éxito”. Probablemente aparecerá algún cartel más en el futuro.
Cartel de 1943, Dos Hermanas


El profesor Enrique Baltanás (Enrique Jesús Rodríguez Baltanás) nombra de pasada a Carlos Franco en un artículo publicado en el blog literario http://revistacarmina.es, donde hace referencia a algunas de sus letras:

Carlos Franco, el multifacético, tío de la madre de un cuchillí de época, mi amigo Agustín Olivera Carmona. A este Agustín le decía su tío abuelo: “Pobrecito mi Agustín/no sé lo que le ha pasao/que tiene más menos carne/que la cola un bacalao”.
En otra parte del texto también hace referencia a “los graciosos y evidentes embustes de Carlos Franco…
[…]
También recordaba algunas, muy pocas, de las sencillas letrillas que Carlos Franco, el tío de la madre de Agustín, cantaba por tabernas y callejas y casas de vecinos. Vamos a transcribir dos variantes de una que dedicó a su sobrino-nieto:
Pobrecito el Agustín,
no sé lo que l’ha pasáo,
que tiene más menos carne
que la cola un bacalao.
Al pobrecito del Agustín
le tenemos que decir,
que tiene más menos carne
que el canasto un albañil.

Y también una que Agustín lo mismo cantaba por tarantos que por fandangos que por lo que fuera:
Yo entré en un jardín de flores
a comprar un real de puntillas,
y me contestó el sacristán
que estaba haciendo un gazpacho,
¡Ay, pájaro frito, limones agrios!

Agustín salía con alguna de las suyas y ya estaba formado el alboroto. Era cuando cantaba cosas como esta, recibidas probablemente de su tío Carlos Franco:
Ay, mira lo que tengo guardáo
un pico y una pala
que me l’habían regaláo.


La segunda de las grabaciones en pizarra es una sucesión de frases pícaras para la época (años veinte o treinta del siglo pasado) combinadas con música, que Carlos Franco presenta como “monólogo” y que lleva por título “Parodia”.



domingo, 13 de marzo de 2016

Rancapino Chico en la Peña La Soleá de Alcalá

Peña La Soleá de Alcalá, (Alcalá de Guadaíra, Sevilla)

Sábado, 12 de marzo, 21:30: 
XXI Jornadas Flamencas. Recital de RANCAPINO CHICO acompañado a la guitarra por ANTONIO HIGUERO

Manolo Rodríguez, Alonso Rancapino y Antonio Durán

Rancapino Chico y un servidor

Antonio Durán hizo los honores

Rancapino Chico y Antonio Higuero
Magnífica actuación la de anoche con Rancapino Chico y Antonio Higuero. Una larga tanda de soleares abrió el espectáculo. Sentimiento y buen gusto que supo transmitir a los aficionados presentes en la peña flamenca La Soleá de Alcalá.

Continuó por alegrías, un palo que mucha gente se cree que domina porque cuando las interpretan se adaptan muy bien al compás. Nada que ver con lo de anoche, de nuevo otra lección de buen gusto y saber hacer. Ni grandes voces para sordos, ni repiqueteo machacón de compás propio de tablao para güiris, sólo letras bonitas y sentimiento. Bordó una malagueña sin hacer aspavientos ni tediosos e interminables alargamientos vocales. Enlazó un martinete con seguiriyas de Jerez por  Manuel Molina y Antonio Mairena, y remató por Los Puertos (por el Fillo). Siguieron unas bulerías con alusiones a Antonio Mairena y Caracol, entre otros, y remató la actuación puesto de pie por fandangos.



Los aficionados salimos muy contentos de la actuación, y a modo de resumen de las sensaciones de la velada, señalar las frases que cruzaron el aficionado Antonio Pardal y el periodista e investigador Manolo Bohórquez en mi presencia;
- "Ésto no ha muerto".
- "Por supuesto que no, ni con bombas atómicas acaban con esto"

Ole