domingo, 30 de septiembre de 2012

Recital Homenaje a los cantaores locales KISKO de la ROCIO y PEPE de la MARROQUINA

Viernes 05 de Octubre, 22:00: Recital Homenaje a los cantaores locales KISKO de la ROCIO y PEPE de la MARROQUINA por sus trayectorias en el Flamenco de Alcalá, con la actuación de varios cantaores y bailaores locales.





Se trata de José García Ballesteros, ‘Pepe el de la Marroquina’, y Francisco Benítez Chamorro, ‘Quisco de la Rocío’.
La velada está organizada por la Delegación de Fiestas Mayores que dirige Enrique Pavón, en colaboración con la Peña Flamenca de la ciudad y numerosos artistas. De hecho, en la cita participarán numerosos cantaores, guitarristas y bailaores aficionados y profesionales de la localidad.

Concurso Soleá de Alcalá 2012



Bases XX Concurso de Cante Soleá de Alcalá
El Excelentísimo Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y la Peña Flamenca “Soleá de Alcalá” organizan el XX Concurso de Cante Flamenco Soleá de Alcalá que se celebrará desde el día 02 de Noviembre al 1 de Diciembre de 2012 y que se regirá por las siguientes Bases:


1.- Podrán presentarse todos/as los/as aficionados/as y profesionales que lo deseen sin límite de edad o sexo, que se inscriban en el plazo previsto por la organización.
Los/as concursantes inscritos deberán, si el jurado lo estima conveniente, presentar una grabación reciente para su valoración.
2.- Las inscripciones pueden hacerse en la Peña Flamenca “Soleá de Alcalá, C/ José García Alcalareño, 9 de Alcalá de Guadaíra, CP 41500, Sevilla. Telfs. 653 771 480 - 666 423 920 - 954 101 038 - 954 100 732 e-mail - pfsoleadealcala@yahoo.es
3.- El plazo de inscripción finaliza el día 28 de Octubre de 2012.
4.- Los/as participantes podrán inscribirse en cuantos grupos de cantes estimen oportunos.
5.- Las pruebas selectivas se iniciarán el Viernes día 2 hasta el Viernes día 23 de Noviembre y la final será el sábado día 1 de Diciembre de 2012. La no asistencia a la convocatoria de las mismas, presupone la eliminación inmediata, salvo que por causa justificada, la organización acuerde su participación en fecha distinta a la que fue convocado.
6.- El concurso se celebrará en el salón de actos de la Peña Flamenca “Soleá de Alcalá”.
7.- A la final accederán los dos mejores puntuados/as de cada grupo.
8.- La organización pondrá a disposición de los/as cantaores/as el correspondiente acompañamiento de guitarra, pudiendo el que lo desee, participar con el suyo propio, siendo los gastos de su cuenta.
9.- Los desplazamientos serán por cuenta del concursante.
10.- La organización se reserva el derecho de participación de los inscritos.
11.- Los premios serán los siguientes:
1.- SOLEÁ DE ALCALÁ
Cante: Soleá de Alcalá.
Premio: 1.200 Euros, Placa y contrato para dos recitales organizado por la Federación de Peñas Flamencas de Sevilla.
 
2.- EXCELENTÍSIMO AYUNTAMIENTO
Cante: Seguiriyas, Soleares, Tonás, Tientos, Martinete, Debla, Polos, Cañas, Serranas, Livianas.
Premio: 1.000 Euros, Placa y contrato para Recital Flamenco en la Peña, valorado en 300 Euros.
 
3.- PEÑA FLAMENCA “SOLEA DE ALCALA”
Cante: Demás estilos de Cantes.
Premio: 800 Euros, Placa y contrato para Recital Flamenco en la Peña, valorado en 300 Euros.
 
12- Cada componente del Jurado puntuará individualmente de 0 a 10 puntos cada uno de los cantes realizados por cada cantaor.
13.- El Jurado penalizará el exceso de duración de los cantes, los cuales estarán compuestos por 3 ó 4 estrofas, o en su defecto no tendrán una duración mayor de 4 o 6 minutos.
14.- El fallo del Jurado será inapelable y podrá ser declarado desierto cualquier premio que a su juicio no reúna la calidad artística necesaria.
15.- Los finalistas que no obtengan cualquiera de los tres primeros premios obtendrán un accésit de 200 Euros.
16.- Todo concursante que haya sido ganador de un premio a partir del año 2010, no podrá optar al mismo premio a excepción de transcurrir cin- co años del otorgamiento del mismo premio.
17.- Se podrán realizar grabaciones de las actuaciones, pudiendo ser utilizadas para la difusión y promoción del Flamenco.
18.- La organización, así como el Jurado, podrán adoptar cualquier resolución por incidencias no previstos en estas Bases.
19.- La inscripción en el concurso presupone la aceptación de las bases.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Recital del ganador del segundo Grupo del XIX Concurso Soleá de Alcalá, PEPE ALCONCHEL

El viernes 28 septiembre a las 22:00h. se ha inaugurado de la temporada de cantes en la
Peña flamenca Soleá de Alcalá
con recital del ganador del segundo Grupo del XIX Concurso Soleá de Alcalá, PEPE ALCONCHEL acompañado a la guitarra por NIÑO ELIAS.

Pepe Alconchel
 
JOSÉ ALCONCHEL GARCÍA, cantaor payo, conocido artísticamente con su propio nombre de PEPE ALCONCHEL, nació en Arcos de La Frontera (Cádiz), en el año de 1949, su vida la desarrolla desde muy joven en Jerez de la Frontera por motivos laborales. De siempre le atrajo el cante flamenco y es por lo que estudia, conoce e interpreta todos los estilos del cante, como sus variantes haciendo merito con ello para que un grupo de amigos funden una Peña Flamenca con su nombre artístico en Jerez.
 
Pepe Alconchel y Niño Elías
 
Anoche pude comprobar la versatilidad de este cantaor que cuenta con una dilatada colección de premios a lo largo de todos los territorios flamencos. Interpretó malagueña por el Chato de las Ventas rematada por jabegote, cartageneras, soleares de Alcalá y Cádiz, diversos estilos de fandango que remató por el llamativo y difícil estilo de Vallejo,  serrana, bulerías de Jerez y seguiriyas de Manuel Molina, Francisco la Perla y Curro Dulce en versión de Manuel Torre, además de interpretar otros cantes como la taranta y más bulerías en petit comité dentro del camerino. Incansable, Elías tuvo que recordarle que la actuación se desarrollaba afuera. Se notaba que estaba muy a gusto.
 
 
Una vez que calentó motores estuvo inmenso, especialmente en los cantes por fandangos, serrana y las seguiriyas. La verdad es que me sorprendió gratamente porque a su experiencia y buen hacer sumó unas facultades de voz que Dios quiera que conserve muchos años.
 
Pepe Alconchel con Niño Elías
 
Por cierto que adquirí su último trabajo (su 4º CD) 1ª Antología del Fandango, una recopilación de estilos de fandango que nos demuestra un excelente trabajo, recordándonos algunos de los fandangos que nos dejaron historia en el arte del cante flamenco. Un disco con mucha sabiduría con un estilo genial, donde permite que podamos recrearnos en los grandes maestros.
 

jueves, 27 de septiembre de 2012

¿Está desfasado el mairenismo? (2ª parte)


Uno de los puntos flacos del mairenismo es que en la actualidad existe un sector de aficionados inmovilistas que continúan siendo afines a la ideología mairenista de los años 60 (no digo que el mairenismo de hoy sea inmovilista, afortunadamente), quizás porque entienden que criticar la obra escrita del maestro Antonio Mairena supone su desligitimación o minusvaloración como artista, aunque yo creo que no tiene nada que ver siempre que la crítica sea constructiva, claro. También puede ser que honradamente crean en sus tesis y que no se hayan molestado en escuchar o leer nada de lo dicho y publicado en los últimos 50 años, pero esto último lo considero bastante improbable. Estoy seguro de que se sorprenderían estas personas si escucharan hablar hoy día al Maestro de los Alcores, si esto fuera posible. Hay que señalar que suelen ser muy buenos aficionados por lo general, pero me sorprende y me descoloca cuando escucho ciertas opiniones y observo algunas actitudes hostiles hacia otros sectores del flamenco que yo daba por superadas, porque el flamenco como arte es cuestión de gustos. Me gusta o no me gusta... y poco más, pero de ahí a escuchar como yo he oído "éso no vale ná..." cuando un artista se ha bajado del tablao, no me parece correcto, y esa es la actitud que yo siempre estaré dispuesto a criticar, aunque el artista tampoco me haya gustado lo más mínimo.
Por otro lado existe un sentimiento de propiedad por parte de los gitanos andaluces sobre una parte importante del Flamenco debido a los cantes que se consideraron y en general se siguen considerando "gitanos", sentimiento que se constituye en motivo de orgullo y seña de identidad irrenunciable, que cuenta con el soporte de la importantísima aportación de la tradición gitana al Flamenco . Este es el meollo de la cuestión.
A cuenta de este factor étnico, algunos denuncian la existencia de una especie de racismo por parte de acérrimos gitanófilos y de gran parte de los propios los gitanos andaluces en el sentido de que se le atribuye al artista un mayor mérito por el hecho de ser gitano, y algo de eso hay, porque yo mismo lo he podido comprobar en actuaciones y concursos, donde las palabras "sonar gitano, tocar o bailar gitano" se quieren tomar al pie de la letra en vez de considerarlas un bonito cumplido flamenco, tanto si va dirigido a artistas gitanos como a no gitanos. Pero también es justo no olvidar que el mérito de este cumplido se le debe a los gitanos, obviamente.
A pesar de estas consideraciones, en general pienso que con esta actitud posesiva sobre una parte del Flamenco, tratan de mantener en alto una bandera que ha supuesto tanto reconocimiento después de siglos de persecución a un pueblo y décadas de indiferencia o desprecio hacia estos artistas. Un exceso de celo en la custodia y el temor a desfigurar la herencia recibida ha provocado en algunos de estos defensores el que se pretenda enjaular y custodiar una importante parte del Flamenco, olvidando que la evolución suele formar parte de la naturaleza del verdadero artista y creador, como lo fue el propio Antonio Mairena y que en el Flamenco como en todas las artes, los artistas copian y extraen ideas de otros artistas, de otras músicas y de su entorno sin importar su raza o procedencia, por lo que en stricto sensu no existe "lo puro", sino más bién todo lo contrario, todo en el Flamenco es mestizage en mayor o menor medida, pero mestizaje "amoldado" que ha encontrado acomodo en el hábitat flamenco. Por lo que, por otra parte, también es lícito hablar de "lo puro" en el Flamenco, de lo auténtico, de lo que significa la esencia del arte en cuanto a transmisión de sensibilidades y sentimientos en clave flamenca. Me explico, hay intromisiones en el Flamenco que no se amoldan a este hábitat, a este entorno natural, a esta herencia cultural. 
Esta curiosa dualidad se da en el Flamenco y es perfectamente compatible. 
Siempre recordaré un acto flamenco en la Casa de la Cultura de Alcalá de Guadaira, donde el tocaor jerezano Manuel Morao se vió en el compromiso de improvisar una conferencia y habló sobre el cante gitano-andaluz. Al finalizar la charla, no estando muy seguro de haber convencido plenamente a la audiencia, pronunció las siguientes frases "... es lo único que tenemos (los gitanos)...no tenemos escritores gloriosos, ni héroes, ni pais propio porque éste es nuestro pais... así que ésto (este orgullo de ser flamencos) es lo único que tenemos." Esta sentencia me hizo ver la enorme importancia que para un gitano flamenco tiene la faceta filogitanista del mairenismo, que una mayoría de gitanos defenderá siempre y en todo lugar, independientemente de la consideración que le puedan profesar a Antonio Mairena como artista y maestro.



Antonio Carmona, gitano y mairenista de pro
En resumen, es una realidad que existe un Mairenismo en la actualidad que aglutina un importante sector de buenos aficionados flamencos. Este sentimiento mairenista responde hoy día a los gustos e inquietudes de estas personas que se han acomodado a esas formas flamencas y disfrutan con la herencia cantaora de Antonio Mairena. A mi me admira esa fidelidad tanto por parte de gitanos como de no gitanos, y participo del gusto y del paladar con que se saborea el Flamenco desde esta perspectiva.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Manuela Cordero gana el concurso de cante jondo Antonio Mairena


Después de plantearme varias posibilidades de abordar un comentario sobre el Concurso me ha entrado una pereza horrible después de tratar de aportar algo nuevo a lo leído en el artículo que viene a continuación, y como mi único interés es altruista y no me dedico profesionalmente a esto, me voy a tomar la libertad, creo que en bien de la promoción del Flamenco, de copiar literalmente un artículo de Manuel Bohorquez, periodista del Correo de Andalucía, sobre el Concurso de Cante jondo Antonio Mairena celebrado el viernes 31 de agosto de 1012, para conocimiento de los aficionados alcalareños y del resto del "mundo mundial".
Desconozco si incurro en alguna ilegalidad (creo que no) pero de todas formas no creo que mi desinteresada aportación produzca el más mínimo perjuicio económico en las arcas del citado periódico o en las del autor, a quien sigo regularmente en su Blog "La gazapera".
Ya que lo transcribo literalmente no voy a tener la desfachatez de modificar o comentar ni una sola línea de lo escrito.
Felicidades a los participantes y en especial a los ganadores.
Felicidades también a Pedro Madroñal, presentador del Concurso que recientemente a publicado su primer libro "El arte de saber escuchar", sobre los festivales y concursos de Mairena del Alcor.

Aquí va el enlace y el artículo.
http://www.elcorreoweb.es/sevilla/152599/concurso/cante/jondo/antonio/mairena/2012/manuela/cordero


Manuela Cordero gana el concurso de cante jondo Antonio Mairena

Manuel Bohórquez, Mairena del Alcor Actualizado 01/09/2012 20:33

De izquierda a derecha, el Niño de Gines, Pastora Olivera, Juan Miguel Barquero y Manuela Cordero. (foto de Manuel Bohorquez

 

En Mairena del Alcor deberían de plantearse muy seriamente organizar el Concurso Nacional de Cante Jondo Antonio Mairena cada tres años, como hacen en Córdoba, porque acabará muriéndose. La noche del pasado viernes se celebró la final de su quincuagésima primera edición y quedó claro, una vez más, que no hay más leña que la que arde; que los jóvenes que cantan bien no quieren concursos -la mayoría están cantando para bailar-, y que los que cantan con la lección bien aprendida van sobre todo a por el dinero de los premios.


En Mairena tienen que tener en cuenta que el certamen lleva el nombre de Antonio Mairena, el hijo más ilustre de este pueblo y una de las figuras más grandes del cante jondo del pasado siglo. Lo de la noche del viernes fue impresentable, y no nos referimos al reparto de los premios, que eso es siempre decisión de un jurado de expertos, sino al hecho de que algunos de los participantes estuvieran en la final y que, encima, se llevaran premios.

A pesar del bajo nivel de la mayoría de los participantes el jurado no dejó ni un solo premio desierto, y eso no le hace ningún favor al concurso, sino todo lo contrario: lo devalúa totalmente, por mucho que trabaje la Casa del Arte Flamenco Antonio Mairena. Es lo que está pasando no solo en el histórico certamen mairenero, creado hace medio siglo, sino en el de La Unión y en el de Córdoba, por citar solo a los más influyentes.

El certamen está dividido en cuatro grupos: Premio Antonio Mairena, Premio Casa del Arte Flamenco Antonio Mairena, Premio Calixto Sánchez y Premio Manuel Mairena. En el primer grupo se disputaron el premio Manuela Cordero, el cordobés José Antonio Camino y el Rubio de Pruna.

El jurado se decantó por la cantaora de Rota afincada en el pueblo sevillano de Alcalá del Río, que estuvo muy bien por tonás y floja en seguiriyas y soleares. En mi opinión mereció el premio Rubio de Pruna, quien hizo cosas muy buenas en tonás, seguiriyas y soleares.En el segundo grupo, dedicado a los cantes de compás, cantaron la sevillana Inma la Carbonera y el extremeño Juan Miguel Barquero El Chiqui, recayendo el premio en éste, que fue quizás el premio más escandaloso de todos. Inma la Carbonera cantó mucho mejor y, además, se tuvo poco en cuenta su proyección artística, que es indudable.

En el recién creado Premio Calixto Sánchez no había demasiada competencia. Lo ganó Pastora Olivera en detrimento de José León Márquez. Pastora aseguró las malagueñas, granaínas y abandolaos, con una preciosa voz y buen oficio, aunque poca enjundia. El joven mairenero tuvo problemas en coronar los cantes y estuvo algo nervioso, pero apunta maneras. Por último, el Premio Manuel Mairena, dedicado a los menores de veinte años, recayó en Manuel Jesús García. Este premio debió de quedar desierto.

Es justo destacar la maestría de los dos guitarristas, Niño Elías y Manuel Herrera. Y, sobre todo, el arte del bailaor que actuó como artista invitado, El Junco, de Cádiz, quien con el cante de El Galli y la guitarra de Miguel Pérez, se encargó de demostrar la clase de bailaor que es. El homenajeado en el concurso ha sido el gran aficionado Antonio Reina Gómez.